top of page

¿EJECUTIVOS/AS FRÍOS/AS O CALIENTES?

Publicado en Linkedin el 20230609



¿Qué son las funciones ejecutiva frías y calientes?

Las funciones ejecutivas son habilidades cognitivas superiores que nos permiten planificar, organizar, regular nuestras emociones y comportamientos, resolver problemas, mantener la atención y tomar decisiones.

Estas funciones ejecutivas se pueden clasificar en dos categorías principales: funciones ejecutivas "frías" y funciones ejecutivas "calientes".

Las funciones ejecutivas frías se refieren a habilidades cognitivas que no están directamente relacionadas con las emociones. Estas funciones implican procesos mentales como la memoria de trabajo, la capacidad de atención sostenida, la planificación, la organización, el razonamiento lógico y la flexibilidad cognitiva. Son necesarias para llevar a cabo tareas que no involucran una carga emocional significativa, como resolver problemas matemáticos o planificar una rutina diaria.

Por otro lado, las funciones ejecutivas calientes están más relacionadas con el procesamiento emocional y la regulación de las respuestas emocionales. Estas funciones implican la capacidad de controlar y regular nuestras emociones, la toma de decisiones en situaciones emocionalmente cargadas y la empatía hacia los demás.

Las funciones ejecutivas calientes son esenciales en situaciones en las que las emociones tienen un papel importante, como la toma de decisiones morales o la regulación de las respuestas impulsivas en situaciones emocionalmente desafiantes.

Neurológicamente, las funciones ejecutivas se relacionan con varias áreas del cerebro, incluyendo la corteza prefrontal, el sistema límbico y otras regiones cerebrales implicadas en el procesamiento emocional. Diferentes regiones cerebrales y circuitos neuronales están involucrados en las funciones ejecutivas calientes y frías, lo que refleja la complejidad de estos procesos cognitivos.

Es importante tener en cuenta que las funciones ejecutivas calientes y frías no son completamente independientes entre sí, ya que ambos tipos de funciones están interconectadas y se influyen mutuamente. Por ejemplo, las emociones pueden afectar la atención y la memoria de trabajo, y la capacidad de regular las emociones puede influir en la toma de decisiones racionales.

En resumen, las funciones ejecutivas calientes y frías representan dos aspectos diferentes de las habilidades cognitivas superiores. Las funciones ejecutivas frías se centran en habilidades cognitivas no emocionales, mientras que las funciones ejecutivas calientes se refieren a la regulación emocional y la toma de decisiones en situaciones emocionalmente desafiantes. Ambas categorías son importantes para un funcionamiento cognitivo saludable y están respaldadas por diferentes circuitos neuronales en el cerebro.

Las personas a menudo enfrentan desafíos relacionados con las funciones ejecutivas frías y calientes. La capacidad de tomar decisiones estratégicas, gestionar el tiempo, regular las emociones, adaptarse a los cambios, comunicarse y liderar eficazmente son habilidades esenciales que dependen de un equilibrio saludable entre las funciones ejecutivas frías y calientes.

¿Qué es ser ejecutivo/a?

Dice el diccionario de Maria Moliner que ejecutivo es: “Se aplica al medio que asegura la ejecución de una cosa”. “Se dice de lo que ha de ser ejecutado sin dilación” (1). La RAE nos agrega “que no permite que se difiera la ejecución de algo” y “que ejecuta o hace algo” (2).

Cuando hablamos de organizaciones, podemos definir que un “ejecutivo-a” es la persona que se hace responsable de asegurar que algo suceda como estaba previsto sin dilación.

Hay una persona que ocupa ese rol.

Cuando la persona ejerce el rol implica que las “funciones ejecutivas frías y calientes” entran en juego, la competencia y la habilidad de gestionarlas adecuadamente marca la diferencia.

Cinco problemas que los ejecutivos pueden enfrentar en su desempeño laboral y su relación con las funciones ejecutivas frías y calientes.

La gestión de las organizaciones se da en contextos mixtos donde el paso de la función ejecutiva fría a una caliente se suceden sin solución de continuidad.

Esta situación produce desafíos, problemas y errores a las personas ejecutivas.

1.Dificultad para tomar decisiones estratégicas: Los ejecutivos a menudo se enfrentan a decisiones complejas y de gran impacto. La toma de decisiones estratégicas implica evaluar múltiples variables, considerar opciones a largo plazo y sopesar los riesgos y beneficios. Esta capacidad está relacionada con las funciones ejecutivas frías, como la planificación, el razonamiento lógico y la flexibilidad cognitiva.

2.Problemas de gestión del tiempo y la organización: Los altos ejecutivos suelen tener múltiples responsabilidades y tareas que requieren una gestión efectiva del tiempo y la organización. La planificación y la organización son funciones ejecutivas frías esenciales para establecer prioridades, gestionar plazos y mantener la productividad.

3.Dificultad para manejar el estrés y regular las emociones: Los ejecutivos a menudo se enfrentan a situaciones estresantes y emocionalmente desafiantes, como la toma de decisiones difíciles, la gestión de conflictos o la presión por el rendimiento. La capacidad de regular las emociones y mantener la calma en situaciones estresantes está relacionada con las funciones ejecutivas calientes, como la autorregulación emocional y la empatía.

4.Falta de adaptabilidad y flexibilidad ante cambios: El entorno empresarial actual es dinámico y está en constante cambio. Los ejecutivos deben ser capaces de adaptarse rápidamente a nuevas circunstancias, modificar estrategias y tomar decisiones informadas. La flexibilidad cognitiva, una función ejecutiva fría, es fundamental para ajustarse a los cambios y buscar soluciones alternativas.

5.Problemas de comunicación y liderazgo: Los ejecutivos de alto nivel deben ser líderes efectivos y comunicadores hábiles. La comunicación clara, la empatía y la capacidad de influir en otros son aspectos clave del liderazgo. Estas habilidades están relacionadas con las funciones ejecutivas calientes, como la empatía, la regulación emocional y la toma de perspectiva.

Ahora bien debemos prestar especial atención al desarrollo de los Power skills necesarios en cada una de estas situaciones

En Impulsando sabemos que las habilidades clave incluyen habilidades técnicas, conocimiento del negocio, pero sobre todo potenciado por los Power Skills® tales como pensamiento crítico, resolución de problemas, comunicación y colaboración, creatividad, adaptabilidad, curiosidad, gestión del tiempo, flexibilidad, estar abierto al cambio, saber construir seguidores, armar y sostener equipos, actuar con inteligencia emocional. y así tener potenciar el conocimiento del negocio.

En Impulsando entrenamos las Power Skills® necesarias para que una organización aproveche mejor el talento humano y que den lo mejor de sí en modo individual y grupal.

En Impulsando venimos trabajando desde hace años con nuestros clientes, entrenando al talento humano en estas habilidades para que se convirtieran en oportunidades en negocios.

(1) Diccionario de uso del español de Maria Molinier – pág. 1107 - 3ra edic 2007 -Edit. Gredos.
(2) Del.rae.es/ejecutivo.
25 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Kommentare


bottom of page